Primeras impresiones con Simyo.

Hace poco me compré una tarjeta de Simyo porque llamar a otras operadoras desde el móvil Movistar me salía por un ojo de la cara, especialmente en horario de mañana.

Después de comparar los distintos planes y tarifas de todas las operadoras me decidí por Simyo.

En Simyo puedes llamar a cualquier operador fijo o móvil, a cualquier hora del día por 10 céntimos/minuto (I.V.A. incluido). No tiene coste fijo mensual, por lo que si sólo hablas por valor de dos euros ese mes sólo te cobrarán esos dos euros.

Se contrata desde su página web. En mi caso la tarjeta SIM me costó diez euros, con diez euros en llamadas. Te dejan “escoger” tu futuro número de móvil entre unos cuantos disponibles o bien escoges cuatro números que te gustaría que apareciesen en tu número de teléfono y ellos buscan en el acto si hay alguno que los tenga.

Desde el Área Personal de la página puedes ver tu consumo detallado, así como los números a los que más llamas o mandas SMS/MMS. También se puede activar o desactivar el contestador desde aquí.

Si finalmente no te convence la compañía puedes darte de baja desde la misma página.

El primer arranque tardó un poco más en coger cobertura pero el resto de veces se conecta como en cualquier otra operadora. Con la cobertura aún no he tenido problemas.

Como curiosidad decir que en el nombre de la operadora que aparece en la pantalla del móvil pone:

Orange

Simyo

TrueCrypt 5.1 en Ubuntu.

Recientemente se ha publicado la versión 5.1 del software de cifrado TrueCrypt. Una de las mayores ventajas es la incorporación de una interfaz gráfica, sin necesidad de recurrir a OneKript.

Se puede descargar desde aquí.

Una vez descargado, se instala con:

dpkg -i truecrypt_numeroversion.deb

Para iniciar el programa basta con escribir en una consola:

truecrypt

Cambio de hosting.

He “copiado” a Alex y he dado el salto a un hosting de pago. He elegido 1and1 por sugerencia suya.

Por ahora va bastante bien. Con el Pack Inicial, por casi 2 euros al mes, dan 250 mb de espacio, 5 gb de transferencia mensual y un dominio .es incluido, entre otras características.

Solucionado el problema de la codificación de caracteres.

Dicho y hecho. La solución al problema con la codificación de caracteres al actualizar la versión de WordPress es bastante sencilla. Basta con modificar el archivo wp-config.php y donde pone:

define(’DB_CHARSET’, ‘utf8′);
define(’DB_COLLATE’, ”);

dejarlo de esta manera:

define(’DB_CHARSET’, ”);
define(’DB_COLLATE’, ”);